Dislexia

dislexia asturias trastorno de la lectura

¿QUÉ ES LA DISLEXIA?

La dislexia es una dificultad específica de aprendizaje, de orígen neurobiológico que se caracteriza por dificultades en el reconocimiento preciso y fluido de las palabras y por problemas de ortografía y decodificación. Esas dificultades resultan de un déficit en el componente fonológico.

Esta dificultad no es un signo de poca inteligencia o de holgazanería. No es causada por una visión deficiente. La dislexia es una condición común que afecta la manera en que el cerebro procesa el lenguaje escrito y el lenguaje hablado.

Las personas con dislexia pueden entender ideas complejas, pero a veces necesitan más tiempo para entender la información. Cuando leen, tienen que dedicar toda su atención a decodificar el sonido de las diferentes letras y pronunciar la palabra. Esto provoca un colapso en su memoria de trabajo dificultando la utilización de otros recursos mentales superiores como la comprensión. Incluso, podrían necesitar un modo diferente para procesar la información, como escuchar un audiolibro en lugar de leerlo.

La dislexia es muy cambiante y sus síntomas suelen variar de una persona a otra. Por lo general, es más fácil de diagnosticar cuando llegamos a la etapa del aprendizaje de la lectura, que suele ser en Educación Primaria.

Antes ya aparecen una serie de síntomas y signos característicos de este trastorno como alteraciones en la psicomotricidad, orientación espacial, desarrollo tardío del lenguaje, dificultad para etiquetar las cosas por su nombre, para rimar o para seguir un listado de instrucciones.

Una vez que comienzan el ciclo de primaria los signos más evidentes son la dificultad en la decodificación y en la escritura, problemas en la comprensión del tiempo, dislexia numérica o discalculia y falta de atención.

La dislexia es una condición que dura toda la vida, pero con una adecuada intervención se puede llegar a normalizar esta dificultad. Hay muchas estrategias efectivas de enseñanza y herramientas que pueden ayudar a mejorar sus habilidades. De hecho, muchas personas con dislexia tienen carreras profesionales exitosas en el área de los negocios, la ciencia y las artes.